Volkswagen ha contado con el artista Miguel Ángel Belinchón, más conocido como Belin, para el lanzamiento del nuevo T-Roc. El grafitero pintó el nuevo SUV de la marca en un lienzo gigante que estará expuesto en la Gran Vía de Madrid este mes de enero. Una acción de PHD para Volkswagen con el objetivo de comunicar el lanzamiento del nuevo crossover compacto de la automovilística alemana.

Bajo el claim de campaña “Solo Uno Único”, Volkswagen ha elegido a Belin, el artista e influencer andaluz, por su particular estilo post neo cubista, único en el mundo del grafiti, para diseñar la gran lona exhibida este enero en la concurrida Gran Vía de Madrid.

Miguel Ángel Belinchón tenía como reto llevar a cabo una acción única: pintar el nuevo Volkswagen T-Roc en un lienzo de 3,2 x 4 metros en un tiempo de seis horas. Según afirma el artista, ha batido todo un récord, y es que nunca antes había pintado tales dimensiones en tan poco tiempo. «Cuando una marca como Volkswagen te plantea un reto así, sé que no puedo defraudar. Es un compromiso. Sabía que sentiría la presión, pero siempre confío en mí, sé que puedo. Como diría Picasso: “Cada cuadro, cada ritmo, cada color es una batalla. Una batalla contra uno mismo, contra la pintura”. Siempre es así cuando pinto, y el disfrute viene al final cuando termino», afirma el grafitero que demostró el dominio del spray a la hora de plasmar cada detalle del T-Roc.

La acción de comunicación de la colaboración de Belin con Volkswagen consta de dos partes. Por un lado, un vídeo que el artista ha compartido en sus perfiles sociales, donde sus fans pueden disfrutar de verle pintar el nuevo Volkswagen T-Roc y observar todo el proceso que atraviesa el artista al pintar el SUV, acompañado de inspiradoras declaraciones sobre su trayectoria como grafitero y lo que significa para él pintar algo único.  De forma paralela, se está llevando a cabo la exhibición del resultado final en una lona situada en la Gran Vía de Madrid, a la altura de Plaza de Callao. Muchos seguro que dudarán si se trata de una foto o un grafiti. Para generar más expectativas, la lona se ha colgado en 3 fases. La primera fue expuesta el pasado 2 de enero, pero la totalidad de la lona no se mostró hasta el 8 de enero. Quién durante estos días ha tenido la curiosidad de saber qué se escondía tras esta misteriosa lona, ha podido descubrirlo a través de un código Bidi situado en la primera lona expuesta.

Volkswagen se sitúa con esta acción como una marca que apuesta por propuestas innovadoras, arriesgadas y diferentes de la mano de PHD, su agencia de medios, y bajo la línea creativa de DDB.