Artículo publicado por La Publicidad.

Se fue 2018, un año bastante intenso me parece a mí… un año de mucha actividad, campañas, concursos, etc. y la buena noticia es que seguimos con tendencia positiva en general, irregular en lo particular y, como dice el refrán, “la alegría va por barrios”.

En modo Agencia, barrios que están en crecimiento con buenos resultados de desarrollo de negocio, con un nivel de competitividad y un “apetito” en ocasiones digamos que, exagerado… y como el mercado es el que es, en otros barrios por lo tanto toca revisar.

Creo que el mercado se define claramente hacia un modelo polarizado por otros grandes barrios: Digital y TV, barrios que cada vez más son colindantes ya que los nuevos OTT no son sino TV Digital de verdad con un volumen de fieles importante, que demuestran un cambio en la forma de consumir el medio. Además, se une la una capa de data analítica que, cada vez mejor, empieza a modificar el comportamiento en medios de los anunciantes y se hace cada vez más necesaria la aportación de atributos: nuevo talento, automatización y, estrategia y creatividad. Todo ello, como siempre, como medio imprescindible para entender y llegar de manera relevante al consumidor, que es quien decide si las cosas están o no bien hechas.

Para 2019, en un mismo entorno de crecimiento, será en estas áreas en donde “se va a jugar el partido” y donde se podrá marcar la diferencia si, como decía antes, la capa de analítica con datos de verdad bien trabajados coge relevancia en la toma de decisiones y no perder de vista el foco del rol que de verdad tenemos, y es el de mejorar el negocio de nuestros anunciantes conjugando esos atributos de manera excelente. ¡Ah! Y no me olvido de la palabra Innovación que tanto se usa, esa siempre debería estar, pero de manera general en todo lo que hacemos para poder mejorar lo que ya existe.

Confío que desde nuestro barrio PHD, en 2019 seguimos alegres otro año más.